NOTICIAS

Falsificación y adulteración pueden afectar la salud pública en la región

Desde medicamentos para tratar afecciones respiratorias o enfermedades catastróficas como VIH,  cáncer o artritis, hasta productos de consumo como  condimentos para alimentos, leche en polvo, avenas, café, fideos, licores y bebidas no alcohólicas, productos de aseo personal como jabones, talcos, pasta dental, detergentes, agroquímicos y plaguicidas, todos falsos o adulterados, han sido encontrados en nuestros mercados, elaborados en condiciones totalmente insalubres. Esto puede generar daños en la salud de la población que incluyen un simple dolor de estómago, una infección e incluso la muerte.

Estos productos falsificados o adulterados ponen en grave riesgo los sistemas de salud, generando grandes pérdidas al estado, con un mercado clandestino que no genera impuestos y que lamentablemente aumenta el número de atenciones de salud y hace que eéstas se prolonguen.

Productos originales que buscan satisfacer necesidades básicas como alimentación y salud, son reemplazados con productos falsos que generan en cambio: infecciones, cegueras, fallas terapéuticas o incluso la muerte, no es necesario con esto asustar al consumidor, lo que se busca es concienciar y hacerle partícipe de la lucha contra el mercado ilegal.

Nuestro país y los de la región no están libres; en Colombia, recientemente la fiscalía informó que 4 de cada 10 medicamentos son falsos, mientras que en nuestro país la fiscalía tiene ya identificados cerca de 18 casos anuales de falsificación de medicamentos, uno de los últimos en Quito, en donde se incautaron cerca de 3 millones de comprimidos falsos, lo cual nos llevó a obtener la primera sentencia en el país con el artículo 217 que tipifica como delito la falsificación de medicamentos. Según Euromonitor Internacional, 1 de cada 3 botellas en Ecuador, proviene del mercado ilegal, es decir que el 25,5 % del mercado total corresponde a licor ilegal.

La lucha contra el producto falsificado, conlleva a analizar una serie de acciones que debe tomar el Estado, inicialmente en la modificación leyes, que permitan tener sanciones eficaces,  para combatirlo, poniendo obstáculos que cumplan como factor disuasivo en contra de esta actividad criminal muy difícil de erradicar.

La falsificación de productos es tanto un problema interno como regional, lo que genera un tráfico proveniente principalmente de Perú y Colombia en todo tipo de productos y medicamentos que son ingresados masivamente en cargamentos o mediante la modalidad de tráfico hormiga.

La incidencia en países orientales en este tipo de delitos es importante, se conoce de importaciones desde la india o la China de insumos que sirven para la falsificación tales como etiquetas, envases, blisters, etc.,  que son ingresados al país y que facilitan la falsificación y la adulteración de productos a gran escala.

Hay mucho por hacer en la región desde capacitar a la autoridad para lograr combatir este mercado ilegal, hasta la necesidad de tipificar estas acciones como un delito de salud pública incluyendo y protegiendo los productos de uso y consumo humano. Es responsabilidad de la autoridad, la industria, la academia y el consumidor, trabajar en legislaciones adecuadamente redactadas, para poner a órdenes de los jueces a estos delincuentes que atentan contra la vida y salud de las personas.

Es necesario crear grupos multisectoriales en donde participe: la industria, los comerciantes, la autoridad  y el consumidor (quien debe ser nuestro principal aliado). Hay que trabajar de la mano, sector público y privado, para combatir juntos este mercado ilegal, antes que esta problemática se convierta en un riesgo para la salud pública en Ecuador.

 

Colaboración de: 

 

María Fernanda Román Ferrand

STRATEGY SITP. Cía. Ltda.

Experticia, soluciones y estrategias para la Lucha contra la Falsificación

(5939) 99639984
Quito-Ecuador

Comparta este contenido

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *