Posts Taged codigo-de-la-salud

RADICALISMO DEL CÓDIGO DE LA SALUD CONSTITUYE UNA AMENAZA AL SECTOR DE ALIMENTOS Y BEBIDAS

El proceso de elaboración del Código de la Salud y de los reglamentos relacionados con este cuerpo legal reflejan una posición adversa a la industria de alimentos y bebidas, sin considerar que este sector productivo entrega productos saludables a los consumidores,  contribuye al desarrollo económico y es una de las mayores fuentes de empleo del país.

Semejante actitud afecta a toda la cadena agroalimentaria y ha causado profundo malestar en ese sector productivo, representado de manera principal por  la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (ANFAB).

El Código de la Salud, tal como está planteado, afecta a la industria en los siguientes campos esenciales para su funcionamiento:

 

●     Impone obstáculos al acceso a productos que deberían ser de libre expendio tanto alimenticios como destinados al cuidado de la salud.

●     Genera superposición de normas y crea confusión en la actividad industrial en aspectos sobre los cuales ya existen regulaciones para los productores y protección para los consumidores.

●     Muestra prevención y prejuicios contra industria procesadora de alimentos y bebidas, tanto que llega a denigrar esta actividad como si fuera perniciosa, perjudicando a un enorme sector productivo y social que abarca desde las tareas de campo hasta la producción y exportación de alimentos, que son indispensables para la seguridad alimentaria y la obtención de divisas.

●     Utiliza categorías arbitrarias que antes de emplearse deberán estar validadas y aceptadas a nivel internacional, como son las denominaciones de alimentos ultraprocesados, saludables, nocivos, cuya determinación final quedará al arbitrio subjetivo de la autoridad de turno.

●     Incluye términos inconvenientes al etiquetado de alimentos y bebidas.

●     Disuade la inversión y creación de empleo porque el proyecto además está plagado de sanciones desproporcionadas en contra de las empresas productoras o comercializadoras de alimentos, bebidas y farmacéuticas.

 

 

Los cambios constantes de normas inconsultas para el sector agroalimentario significa un impacto adverso contra el 42% del PIB manufacturero del país, que ha creado 250.000 puestos de trabajo directo y en actividades conexas, desde el campo hasta las exportaciones, que dejan un saldo positivo de 1.200 millones de dólares en la balanza comercial.

 

ANFAB hace un llamado a las autoridades para que tomen en cuenta las argumentaciones de los productores nacionales de alimentos y bebidas, a fin de llegar a diversos acuerdos y normas que garanticen los derechos de los consumidores en un entorno productivo estable, en el que sea posible la subsistencia y crecimiento de la industria.

Sectores agroalimentario, farmacéutico y médico demandan participar en el debate sobre el Código de la Salud

Representantes de sectores productivos y profesionales solicitaron a los integrantes de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional ser parte activa en un debate informado y técnico respecto al Código Orgánico de la Salud.

En un carta enviada a la referida Asamblea, los personeros de médicos, farmacéuticas, empresas agroalimentarias y cámaras de la producción señalan que “la apertura del Presidente Constitucional de la República, licenciado Lenin Moreno, y de la Asamblea Nacional, presidida por el doctor José Serrano, así como las declaraciones del Presidente de la Comisión de Salud, han mostrado que son partidarios de un debate con los sectores a los que regula el Código de la Salud (COS) para establecer normas que beneficien a los ecuatorianos y sean elaboradas sobre fundamentos científicos, alejados de prejuicios ideológicos o de posiciones intemperantes para proteger la salud de los ecuatorianos”.

Los referidos representantes señalan que el texto presentado para primer debate habría tenido efectos contraproducentes para la población, los médicos y diversos sectores productivos porque es ambiguo y genera desorbitada responsabilidad en estos actores, principalmente en los siguientes temas:

  • El COS no garantiza la adecuada prestación de salud porque precariza las condiciones laborales, restringiendo el libre ejercicio médico profesional e imponiendo tarifas.
  • Perjudica la relación médico – paciente al no garantizar el derecho del usuario a escoger el médico, tratamiento o medicinas acorde a sus creencias y cultura.
  • El COS limita la provisión y el acceso a medicamentos.
  • Crea innecesarios obstáculos para el acceso a productos, al extender la exigencia de comprar con receta alimentos dietéticos e infantiles, productos cosméticos, odontológicos y otros.
  • Genera superposición de normas en diversos sectores industriales con la consiguiente confusión.
  • El COS denigra a buena parte de la industria procesadora de alimentos y bebidas afectando a un enorme sector productivo y social que abarca desde las tareas de campo hasta la producción y exportación de alimentos, que son necesarios para la seguridad alimentaria y la obtención de divisas.
  • Utiliza categorías arbitrarias que no tienen sustento científico en el mundo.
  • Promueve la inmovilidad de medidas que merecen perfeccionamiento como es el actual etiquetado de bebidas y alimentos procesados.
  • Incluye sanciones disuaden inversión y creación de empleo.

“En defensa de la población y para poder seguir prestando servicios y ofreciendo productos necesarios para la vida, alimentación y salud de los ecuatorianos”, los sectores en mención exigen ser protagonistas en las mesas de diálogo de un proyecto de ley con tanta relevancia para el país.

La carta en referencia está suscrita por: Asociación Nacional de Alimentos y Bebidas ANFAB, Cámara de Industrias y Producción CIP, Asociación de Industrias de Bebidas no Alcohólicas del Ecuador AIBE, Colegio de Médicos de Pichincha, Asociación de Laboratorios Farmacéuticos del Ecuador ALFE y Asociación de Laboratorios Farmacéuticos ALAFAR

 

Mire la carta enviada a la Comisión de Derecho a la Salud en la Asamblea Nacional aquí.