Posts Taged tendencia

Las tendencias regulatorias en América Latina

Con una creciente presión por parte de la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Organización Panamericana de Salud (OPS), los Ministerios de Salud de distintos países de Latinoamérica han incrementado las regulaciones sobre una industria de alimentos y bebidas que ya trabaja bajo una inestabilidad normativa.

A pesar de que se aleja de la realidad, el objetivo de la OMS y OPS es que se reduzca el consumo de alimentos y bebidas procesadas. El propósito de estas organizaciones es promover los hábitos alimenticios saludables; sin embargo, lo hacen satanizando a productos que han sido elaborados bajo las mejores condiciones de calidad.

América Latina al momento está en un constante cambio de etiquetado y en la manera en que los productos procesados presentan su información. Chile, Perú y Uruguay han optado por utilizar el polígono informativo de colores negro o rojo, enfocándose en utilizar las palabras “ALTO EN” o “EXCESO EN” para los ingredientes críticos: azúcares, sales, grasas y grasas trans. No obstante, el Comité del Códex sobre Etiquetado de los Alimentos, que se llevó a cabo el 16 de octubre del 2017 en Paraguay, argumentó que sistemas de discos, como el utilizado en estos países, son discriminatorios y por lo tanto no serían considerados como una modalidad de rotulado por parte del Códex. Ecuador, al utilizar el sistema gráfico tipo semáforo (aunque no sea discriminatorio), genera una alerta en el consumidor sin necesariamente informarle sobre lo que consume en su porción sino en un excesiva porción de 100 gramos.

La industria de alimentos y bebidas, al estar consciente de que el consumidor necesita información clara y transparente, recomienda utilizar la modalidad que informa al consumidor sobre la porción a consumir y utilizar un modelo inclusivo para que quienes compran un producto lo puedan comparar. Adicional a esto, es indispensable que se realicen campañas de educación nutricional en los consumidores, ya que se ha visto que el consumo excesivo de carbohidratos, proteínas y grasas no provienen de los alimentos procesados sino de aquellos preparados en casa o en establecimientos de alimentación colectiva. Ningún ingrediente por sí solo es dañino para la salud, el daño viene del consumo excesivo, una dieta desbalanceada y una vida sedentaria.

 

Mira la presentación de las tendencias aquí